Por vigilancia e impuestos, SIC y Dian son las entidades destacadas

julio 16, 2014 1:05 pm

Los que se graduaron con honores luego de cuatro años de gobierno son: Pablo Felipe Robledo, superintendente de Industria y Comercio; Juan Ricardo Ortega, director de la Dian, y María Claudia Lacouture, presidenta de Proexport.

 

Este resultado significa que los empresarios avalan la gestión de vigilancia a las empresas que quieren abusar del consumidor, la regulación a la evasión de impuestos, la lucha contra la corrupción y el contrabando, la promoción de las exportaciones de pequeñas empresas, la promoción de Colombia como destino turístico y la atracción de inversión extranjera.

 

Con una nota de 3,7, Robledo clasificó entre los mejores. El Superintendente llegó en septiembre de 2012 al cargo y desde esa fecha no le ha temblado la mano para sancionar tanto a grandes empresas como pequeñas.

 

Dentro de sus acciones se destacan una multa histórica de $87.750 millones a Claro, la formulación de pliego de cargos contra tres entidades de Bogotá, al alcalde Gustavo Petro, y funcionarios del gobierno local por prácticas restrictivas de la competencia en el modelo de recolección de basuras de la ciudad. No se queda atrás la multa por abusar de su posición de dominio a la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), y las investigaciones por fijación de precios entre las empresas productoras de cemento más importantes.

 

Rosemery Bohórquez, presidenta de la Asociación Colombiana Popular de Industriales (Acopi), asegura que el trabajo de Robledo se ve reflejado en “los temas de transparencia y el manejo de los procesos en dónde ha marcado la diferencia”. También dice que para el sector empresarial de su gremio, ha dado un apoyo fundamental en programas, acercando tendencias internacionales que apoyan al logro de la normatividad, así como el manejo de buen gobierno.

 

Desde 2010, cuando Juan Ricardo Ortega llegó a dirigir la Dian, puso su sello de alumno distinguido. Inició con el despido de más de 1.000 supernumerarios, pues aseguró que la Dian se había quedado sin los recursos para pagarles. Luego, disolvió el ‘cartel de las devoluciones ilegales’ que implicó la captura de 19 funcionarios y la recuperación de $222.000 millones. Sin dejar a un lado la lucha contra el contrabando y sus participaciones en el Congreso con la Ley Anticontrabando.

 

Recientemente, Ortega anunció su retiro de la entidad por amenazas que tenían cansada a su familia.

 

Con su salida se va alguien que, según los expertos, le ha entregado una mejor imagen a la entidad recaudadora de impuestos. “La institución se había vuelto corrupta, protectora de operaciones ficticias. Ortega hizo una labor notoria y rigurosa para tratar de sanearla”, explicó Salomón Kalmanovitz, cuando se anunció el retiro del funcionario.

 

Por su gestión y mejorar la imagen de la Dian, Juan Ricardo Ortega recibe una nota de 3,8.

 

A la presidencia de la agencia de promoción de exportaciones, turismo y atracción de inversión extranjera a Colombia, Proexport, llegó María Claudia Lacouture justo después de la posesión del presidente Juan Manuel Santos.

 

En estos cuatro años de trabajo, Lacouture ha liderado cientos de ruedas de negocio que van de la mano con la política comercial del país y que se han hecho con países con los que hay firmado TLC. También está la creación de la estrategia ‘Colombia es realismo mágico’, para atraer a más turistas y llegar a la meta de cuatro millones de extranjeros que visiten al país antes de finalizar 2014.

 

Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), reconoce que Lacouture “ha hecho la tarea, ha sido seria, consistente, se ha dedicado no solo a promover las exportaciones sino también la inversión y el turismo”. Díaz explica que en estos dos últimos campos el país va bien. En exportaciones, a pesar de que el resultado general han caído, las empresas han ido creciendo en nuevos mercados.

 

Lacouture recibió una nota en su examen final de 3,7.

 

Por debajo de los mejores calificados se encuentran Luis Guillermo Vélez, Supersociedades; Gerardo Hernández, Superfinanciero, Tatyana Orozco, directora del DNP; Mauricio Perfetti, director del Dane, y Gustavo Lenis, director de la Aerocivil.


Invías y agenciasde energía y minasno pasaron la prueba

 

Javier Betancourt, expresidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), María Constanza García, expresidenta de la Agencia Nacional de Minería (ANM), y Leonidas Narváez, director del Invías, son los tres funcionarios del Gobierno que no pasaron la prueba.

 

Los empresarios los calificaron por debajo de 3, y en el caso de Betancourt pasó raspando.

 

Este mensaje de desaprobación de la gestión en el sector mineroenergético y del Invías, significa para Álvaro Younes, presidente de Fedispetrol, “la falta de funcionarios más comprometidos con su trabajo, involucrados con las personas que trabajan dentro de estos sectores”.

 

La relación entre las entidades que representan y los empresarios que trabajan en el sector es vital a la hora de generar buenas notas. Younes dice que “no se le puede decir al Gobierno a quién nombrar, pero que el que elegido debe atender unos sectores específicos, hay que hacer que se ejerza el título que tienen”.

 

Javier Betancourt llegó a la ANH en noviembre de 2013. En sus primeros siete meses parece no haber gustado al empresariado, su nota es de 3.

 

La seguridad jurídica es el ‘talón de Aquiles’ de los funcionarios del sector mineroenergético. Pedro Carmona, director del Instituto de Hidrocarburos de la Universidad Sergio Arboleda, asegura, sin referirse a ningún funcionario, que el sector no ha sabido manejar el licenciamiento ambiental. “Hay problemas con la seguridad jurídica, manejo ambiental y licencias previas porque se ven afectados los actores del sector productivo”.

 

Luis Ferney Moreno, director general del departamento de derecho mineroenergético de la Universidad Externado, afirma que el problema con los trámites ambientales es generalizado en el sector. “La aprobación no depende del sector, también están las licencias sociales de la aceptación de la comunidad que no están dejando entrar proyectos petroleros”. Además destaca que el trabajo no solo se le debe dejar a estas Agencias, el Gobierno, también debe participar y comunicarse con las comunidades.

 

Luego de dos años en la Agencia Nacional de Minería, María Constanza García, salió de la entidad y dejó un sin sabor en su trabajo.

 

Durante este tiempo, García se encargó de la entrega y fiscalización de títulos mineros, tema que ha tenido bastantes tropiezos por la reglamentación ambiental. La nota para la expresidenta fue de 2,9.

 

Gremios y expertos del sector esperan que en el nuevo gobierno de Santos haya mayor continuidad tanto de funcionarios como unión entre las entidades.

 

“Esperemos que el Gobierno en esta segunda etapa pueda solucionar esta percepción que tiene el pueblo colombiano sobre la ineficacia real de unos funcionarios”, agregó Younes.

 

Milton Montoya, director de investigaciones del departamento de derecho mineroenergético de la Universidad Externado, ratifica que es necesario “una vocación de continuidad en las autoridades del sector, que quienes lideren puedan continuar en el mediano y largo plazo”. El experto también espera que para el segundo mandato haya mayor coordinación institucional con las autoridades ambientales.

 

El tercer funcionario que se rajó en la calificación de los 250 empresarios de la sondeo es Leonidas Narváez, director del Instituto Nacional de Vías (Invías), que obtuvo una nota de 2,8.

 

A pesar de la buena ejecución presupuestal en vías terciarias, Narváez no salió bien librado. Los empresarios tienen la percepción de que los productos agrícolas aún son elevados debido a la falta de una buena infraestructura.

 

El vocero de la Asociación de Ingenieros Indignados, Jesús Augusto Correa, piensa que la calificación fue muy fuerte. “Narváez ha ayudado a desbloquear los procesos de muchas obras, sin embargo, el resultado debe estar explicado por la parte contractual de los mandatarios regionales que tienen la última palabra para los procesos de licitación”. Al Invías hoy se le critica que no tenga poderío en este tipo de entrega de contratos que ha dejado a un lado a los pequeños constructores.


Invías y agenciasde energía y minasno pasaron la prueba

 

Javier Betancourt, expresidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), María Constanza García, expresidenta de la Agencia Nacional de Minería (ANM), y Leonidas Narváez, director del Invías, son los tres funcionarios del Gobierno que no pasaron la prueba.

 

Los empresarios los calificaron por debajo de 3, y en el caso de Betancourt pasó raspando.

 

Este mensaje de desaprobación de la gestión en el sector mineroenergético y del Invías, significa para Álvaro Younes, presidente de Fedispetrol, “la falta de funcionarios más comprometidos con su trabajo, involucrados con las personas que trabajan dentro de estos sectores”.

 

La relación entre las entidades que representan y los empresarios que trabajan en el sector es vital a la hora de generar buenas notas. Younes dice que “no se le puede decir al Gobierno a quién nombrar, pero que el que elegido debe atender unos sectores específicos, hay que hacer que se ejerza el título que tienen”.

 

Javier Betancourt llegó a la ANH en noviembre de 2013. En sus primeros siete meses parece no haber gustado al empresariado, su nota es de 3.

 

La seguridad jurídica es el ‘talón de Aquiles’ de los funcionarios del sector mineroenergético. Pedro Carmona, director del Instituto de Hidrocarburos de la Universidad Sergio Arboleda, asegura, sin referirse a ningún funcionario, que el sector no ha sabido manejar el licenciamiento ambiental. “Hay problemas con la seguridad jurídica, manejo ambiental y licencias previas porque se ven afectados los actores del sector productivo”.

 

Luis Ferney Moreno, director general del departamento de derecho mineroenergético de la Universidad Externado, afirma que el problema con los trámites ambientales es generalizado en el sector. “La aprobación no depende del sector, también están las licencias sociales de la aceptación de la comunidad que no están dejando entrar proyectos petroleros”. Además destaca que el trabajo no solo se le debe dejar a estas Agencias, el Gobierno, también debe participar y comunicarse con las comunidades.

 

Luego de dos años en la Agencia Nacional de Minería, María Constanza García, salió de la entidad y dejó un sin sabor en su trabajo.

 

Durante este tiempo, García se encargó de la entrega y fiscalización de títulos mineros, tema que ha tenido bastantes tropiezos por la reglamentación ambiental. La nota para la expresidenta fue de 2,9.

 

Gremios y expertos del sector esperan que en el nuevo gobierno de Santos haya mayor continuidad tanto de funcionarios como unión entre las entidades.

 

“Esperemos que el Gobierno en esta segunda etapa pueda solucionar esta percepción que tiene el pueblo colombiano sobre la ineficacia real de unos funcionarios”, agregó Younes.

 

Milton Montoya, director de investigaciones del departamento de derecho mineroenergético de la Universidad Externado, ratifica que es necesario “una vocación de continuidad en las autoridades del sector, que quienes lideren puedan continuar en el mediano y largo plazo”. El experto también espera que para el segundo mandato haya mayor coordinación institucional con las autoridades ambientales.

 

El tercer funcionario que se rajó en la calificación de los 250 empresarios de la sondeo es Leonidas Narváez, director del Instituto Nacional de Vías (Invías), que obtuvo una nota de 2,8.

 

A pesar de la buena ejecución presupuestal en vías terciarias, Narváez no salió bien librado. Los empresarios tienen la percepción de que los productos agrícolas aún son elevados debido a la falta de una buena infraestructura.

 

El vocero de la Asociación de Ingenieros Indignados, Jesús Augusto Correa, piensa que la calificación fue muy fuerte. “Narváez ha ayudado a desbloquear los procesos de muchas obras, sin embargo, el resultado debe estar explicado por la parte contractual de los mandatarios regionales que tienen la última palabra para los procesos de licitación”. Al Invías hoy se le critica que no tenga poderío en este tipo de entrega de contratos que ha dejado a un lado a los pequeños constructores.

 

Cinthya Ruiz Granados

cruiz@larepublica.com.co

 

 

Tomado de: http://www.larepublica.co/por-vigilancia-e-impuestos-sic-y-dian-son-las-entidades-destacadas_145906

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: