Inflación anual de 3,18% fue jalonada por rubros de educación y vivienda

enero 8, 2019 8:01 am

(La República) Desde 2014 no se registraba un porcentaje de inflación tan bajo.

 

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) publicó el dato anual de inflación, la cual alcanzó 3,18% en todo 2018.Desde 2014 el país no registraba un Índice de Precios al Consumidor (IPC) tan bajo.

 

Esta noticia desconoció las proyecciones de varios analistas de la economía nacional. Por ejemplo, el Banco de la República, el índice de 2018 llegaría a 3,3%, mientras que el Citi Bank proyectó que, como mínimo, el IPC tocaría un tope anual de 3,25%.  Según informó el Dane, la inflación anual estuvo 0,2 puntos porcentuales debajo de la media trazada por los analistas.

 

 

Inflación por grupos de gasto

El grupo de gastos de bienes y servicios regulados, como la vivienda y la educación, fueron fundamentales para determinar el porcentaje del IPC. La inflación de servicios regulados fue de 6,37%, duplicando el índice nacional.

 

En la metodología actual que utiliza el Dane para determinar el indicador se subdividen los bienes que consumen los colombianos en nueve grupos de gasto. Con esta metodología se realizan mediciones comparativas de tres tipos: anuales, mensuales y 12 meses corridos.

 

En los reportes entregados por el Dane para diciembre se estableció que el grupo de gasto que obtuvo un índice de inflación mayor fue el de educación, el cual marcó 6,38% en su variación anual y 0,4% en la mensual.

 

El segundo grupo que registró los porcentajes más altos fue el de salud, cuya variación anual fue 4,33% y la mensual llegó a 0,09%.

 

El tercer grupo de gasto que registró el índice más elevado fue el de vivienda, el cual alcanzó 4,13% en su variación anual y 0,3% en la variación mensual.

 

La variación anual en los restantes grupos de gasto fue: transporte 3,73%; alimentos 2,43%; otros gastos (donde se incluye cuidado personal, servicios financieros y bebidas alcohólicas) 2,29%; vestuario 0,33%, comunicaciones 0,28%.

 

El único grupo que registró un porcentaje anual negativo fue diversión. Este grupo registró una variación negativa de 1,16% en el año y -0,03% en lo corrido del mes. El director del Dane, Juan Daniel Oviedo, explicó que “este año la final del fútbol colombiano no registró un impacto tan significativo en las tendencias de consumo de los colombianos, porque no se realizó en ciudades que influyen con fuerza en el IPC”.

 

Los grupos de consumo que generaron una mayor contribución al índice anual de inflación fueron: vivienda y alimentos. Esto quiere decir que las tendencias de consumo anuales de los colombianos se centraron en estos dos rubros. Oviedo explicó que “los sectores regulados fueron los que generaron un mayor aporte a la inflación total”.

 

Las ciudades con mayor inflación

El índice también recogió una comparación diferencial sobre la inflación en las principales ciudades del país. Actualmente, la entidad estudia el comportamiento de los grupos de gasto en 25 ciudades que tengan alto impacto de consumo.

 

La entidad estipuló que las ciudades donde la inflación fue más alta fueron Barranquilla y Medellín, donde el IPC alcanzó 3,69%. En la medición de gasto básico en la capital del Atlántico se determinó que los combustibles y la energía eléctrica fueron los rubros que registraron una variación anual más alta. En el caso de este segundo rubro, la variación anual duplica el índice nacional, llegando a 6,79%.

 

Bogotá registró una variación anual de 3,06%, ubicándose 0,12 puntos porcentuales por debajo del índice nacional. Los rubros que generaron una mayor variación fueron: energía eléctrica (12,55%) y los gastos que se relacionan con temas pensionales (9,99%). Por su parte, el grupo de consumo que registró valores negativos en la capital se centró en temas de diversión (-17,22%), legumbres (-20,27%) y carne de res (-1,62%).

 

La ciudad donde se produjo la menor variación anual en los índices de precios al consumidor fue Valledupar. En la capital del Cesar se registraron muchas variaciones negativas en alimentos básicos como arroz (-4,18%), azúcar (-9%), papa (-16,88%), entre otros. Gracias a esto, se pudo establecer que el índice anual de la ciudad estuviese casi un punto porcentual por debajo de la media nacional, alcanzando 2,37%.

 

Cambio metodológico

El Dane también informó que para 2019 se realizará una actualización metodológica para medir los índices de precios al consumidor (IPC). La actualización contemplará cuatro aspectos fundamentales: incluir los hogares unipersonales para definir índices de consumo; establecer nuevos ponderadores de las canastas; ampliar la cobertura metodológica de 25 a 38 ciudades importantes y se establecerá un nuevo criterio de clasificación de grupos poblacionales (de ingresos se pasará a clases sociales).

 

Con la nueva clasificación se pasará de nueve a 12 grupos de gastos. Esta medida entrará a regir a partir del índice de inflación que se dará a conocer en febrero.

 

Otro punto que se reformará con los nuevos parámetros de consumo será que se ampliará la canasta familiar a 443 artículos. Los rubros que entrarán en la canasta básica son: los cascos de motociclistas, las tarifas por rentas de canchas de fútbol, los servicios de streaming y los gastos para mascotas.

 

 

Obtenido de: La República

 

 

Categorizado en: